04/10/2010

John Galliano en París: Crónica de un desfile vivido


Cómo es un show en París. Yo siempre me he hecho esa pregunta. París... París celebra los desfiles más importantes del mundo. Con gran emoción, porque aún estoy extasiada con lo que he vivido, puedo deciros que Libro de Estilo y Moda ha estado allí.
Sigue leyendo para leer la crónica y ver más fotos


John Galliano presentó ayer su colección Primavera-Verano 2011. Los desfiles de Galliano se han convertido en los más esperados de cada temporada, el diseñador pone toda la carne en el asador (la suya propia) y siempre hace presentaciones increíbles.

Os describiré el lugar: mágico. La Opera Comique de París estaba abarrotada hasta el gallinero. Yo, que estaba en el punto más alto del teatro (aunque conseguí asiento, no os creáis) estaba justo en frente de la plana mayor de Vogue América: Anna Wintour, Grace Coddington y Hamish Bowles. ¡Muy emocionante! Una fila más arriba estaba Brad Goreski, que ya vuela en solitario después de haber sido asistente de Rachel Zoe.


No se la ve muy bien ¡pero es Sasha Pivovarova!

Después de esperar un rato con bastante calor, los operarios quitaron la alfombra roja que cubría la pasarela y comenzó el desfile.

Lo que vimos: Mucho humo... luces rojas. La teatralidad de Galliano se siente desde el primer momento. Con elegancia exquisita las modelos empiezan a pasearse por la pasarela, interpretan su papel a la perfección. Me encanta cómo posan. Con taconazos impresionantes casi todas las modelos se paran delante de Anna Wintour, enseñan lo que llevan con muchísimo encanto y sensibilidad. 

Un par de detalles: El primero, la segunda modelo lo pasó un poco mal, casi se cae en dos ocasiones. Al tropezarse se oyeron como disparaban los fotógrafos. Si cayera, estaría en las portadas de hoy, pero salvó el tipo. 
El segundo, en el extremo de la primera fila estaba Robbie Myers, editora jefe de Elle; pero algunas de las modelos no llegaban hasta el final de la pasarela y sí que se paraban justo delante de Wintour. Supongo que Vogue compra más que Elle.

Se vieron muchísimos vestidos largos, pantalones muy sueltos, bordados, pedrerías... algún vestido se podía oír al paso de las modelos por la pedrería bordada, no quiero imaginar lo que pesaría, pero se veía espectacular. Se vio muchísimo color, tules muy llamativos y purpurina en el pelo ondeado de las modelos.


El desfile estaba inspirado en una actriz parisina de los años 20 llamada Maria Lani. Convenció a los mejores pintores de la época para que la retrataran con el pretexto de que los cuadros se usarían en una película, pero Lani huyó en cuanto pudo con sus cuadros para venderlos en Nueva York. Por eso una de las modelos llevaba un marco como accesorio; y por eso se les entregó a los asistentes un bonito marco de fotos como recuerdo del desfile.





Y al fin, se apagan las luces; todo el mundo espera en silencio porque sabemos que falta el gran final que Galliano siempre da. ¿De qué se disfrazaría esta temporada? Tras el humo, se vislumbra una silueta.

¡Es él! Aparece como una especie de jorobado de Notre-Dame, encorvado, aunque más tarde explica que su imagen está inspirada en el pintor Amedeo Modigliani. Y una explosión de confeti dorado hace que la locura se instaure en la Ópera Comique. Todos aplauden y jalean al diseñador que camina por la pasarela hasta volver a desaparecer tras el humo. ¡Bravo!


¡Anna Wintour le sonríe!


De las primeras que salen corriendo del desfile, la directora de Vogue Paris, Carine Roitfeld  y por supuesto, Anna Wintour, a quien salió a buscar su "personal flashlighter" para guiarle en el camino con su linterna.

Poco a poco van saliendo todas las personalidades, y la Ópera queda vacía.

5 comments:

Blocdemoda - Lorena said...

Que honor poder estar allí!!
Me gustó tu crónica! ya me hago seguidora de tu blog para seguir leyendote a diario

besos, lore

gabrielle said...

increible!!!!!!!!!! dios mio me encanta john!!!!!!!!espero k lo aprovexaras al maximo!!!

ya te sigo gracias!!!!!
muakisss

www.gabriellemode.blogspot.com

Gorgeous Clara said...

¡¡¡¡pero madre mía qué envidia!!!

¿cómo lo has conseguidooooo?

Tiffany said...

Uauuu qué afortunada! Yo estoy encantada por haber podido asistir al de Emanuel Ungaro, pero Galliano son palabras mayores!! Enhorabuena!
Por cierto, que me encanta tu blog y te sigo desde hoy!! Un besito

www.mesvoyagesaparis.blogspot.com

Patricia said...

Que lujazo poder asistir a un desfile en París... y más si es el de John Galliano!! Me ha encantado la crónica!!!

Un beso,
Patricia